Edwebstudio atmosfera-80x80
Diseño de página web – Atmosfera
Agosto 25, 2015
Edwebstudio dulzuraborincaana-80x80
Diseño de página web – Dulzura Borincana
Octubre 17, 2015

Se hace realidad un avance tecnológico de la película de ciencia-ficción “Back to the Future 2”

Edwebstudio back2thefutureshark2

Marty McFly, el protagonista de la película "Regreso al futuro 2” (“Back to the Future Part II") (1989), utiliza una máquina del tiempo para viajar desde el año 1985 al 21 de octubre de 2015. En la utopía tecnológica de 2015, le espera una buena cantidad de sorpresas. Una de ellas es una pantalla colosal en la parte superior de un cine, de la que un aterrador tiburón tridimensional parece estar saltando hacia él para atraparle.

En los años 80, no había conceptos viables para una tecnología de visualización 3D de semejantes características. Era ciencia-ficción. Pero hoy en día, esta tecnología ha cruzado de la ciencia-ficción a la realidad, de la mano de unos científicos que la han desarrollado, con un primer prototipo presentado meses atrás y una serie de mejoras posteriores, a tiempo de hacer realidad el 21 de octubre de 2015 un pequeño elemento de ese día mostrado por la película.

La empresa TriLite Technologies, en colaboración con la Universidad Tecnológica de Viena en Austria, presenta ahora un dispositivo que utiliza microóptica especial y microespejos móviles para proyectar imágenes diferentes en direcciones distintas. Esta tecnología se puede utilizar para crear pantallas 3D sin necesidad de que los espectadores usen gafas 3D, ya que se envían al ojo izquierdo del espectador imágenes distintas de las que se le envían al derecho, de manera que se crea un efecto 3D sin necesidad de gafas 3D.

back2thefutureshark1

Cada píxel-3D (llamado también “tríxel”) consiste en láseres y un espejo móvil. El espejo dirige los rayos láser a lo largo del campo de visión, de izquierda a derecha. Durante ese movimiento, se modula la intensidad del láser de manera que los diferentes destellos láser sean enviados en distintas direcciones. Para experimentar el efecto tridimensional, el observador debe estar colocado a un cierto margen de distancia de la pantalla. Si la distancia es demasiado grande, los dos ojos reciben la misma imagen y solo puede apreciarse de forma bidimensional. El margen en el que el efecto 3D puede experimentarse es ajustable según las necesidades locales.

El segundo prototipo creado por el equipo de Jörg Reitterer y Ulrich Schmid, y ahora presentado, es mucho más avanzado que el primero. La principal mejora es que se trata de una pantalla a todo color, un avance significativo sobre la primera versión monocromática. Cada tríxel ha sido equipado con tres láseres diferentes (rojo, verde y azul). El módulo consta de 12x9 tríxeles, y es posible ensamblar cualquier cantidad de módulos para crear una gran pantalla al aire libre. El software para el control de los módulos y la visualización de películas ya se ha desarrollado también. Es posible reproducir cualquier película 3D convencional en esta revolucionaria pantalla 3D.

La tecnología ya está lista para su lanzamiento al mercado, y se está comenzando a trabajar en acuerdos comerciales para su producción a escala industrial en todo el mundo.

Las películas en 3D de los cines solo muestran dos imágenes diferentes, una para cada ojo. La nueva pantalla, sin embargo, puede presentar cientos de imágenes. Caminando frente a la pantalla, podemos ver el objeto mostrado desde diferentes lados, como si pasáramos junto a un objeto real.

Comparada con una de cine, la nueva pantalla ofrece imágenes muy vívidas. Gracias a ello, puede usarse al aire libre, incluso bajo una luz solar brillante. Esto no es solo interesante para presentaciones en 3D sino también para anuncios orientados a direcciones concretas en una zona. Las vallas publicitarias electrónicas podrían mostrar una imagen tridimensional visible desde todas direcciones, o bien diferentes anuncios, cada uno visto desde una dirección exclusiva. Los responsables de la publicidad podrían por ejemplo dirigir un anuncio específicamente a los clientes que salen de la tienda del otro lado de la calle, y al mismo tiempo mostrar un anuncio diferente a las personas que están esperando en la parada del autobús. Tecnológicamente, eso no sería ningún problema.

Facebook Comments
CONTRÁTANOS
Español